El impacto de la situación de emergencia sanitaria que vivimos es más que evidente en todo el mundo empresarial y, salvo los funcionarios, los profesionales observan que su puesto pende de un hilo o que durante un tiempo su salario se reducirá, en el mejor de los casos. Tanto las personas que tienen el privilegio de teletrabajar como aquellos que están en situación de desempleo temporal tienen la oportunidad de rastrear el mercado laboral mientras ponen a punto su perfil. Porque esto pasará, y tarde o temprano el empleo se activará. Prepararse durante estos días supone ir un paso por delante cuando todo se normalice.

Más que preguntarse en qué somos buenos es el momento de plantearnos qué es lo que más nos gusta. Esta segunda pregunta bien pudiera conducirnos más rápido y fácil hacia la respuesta de la primera interrogante.

Sin embargo, el mercado laboral es lo que es y son muy pocos los afortunados que pueden hacer realidad el deseo de trabajar en lo que de verdad les gusta y, además, recibir un sueldo por ello.

Siempre es recomendable hacer de forma bien autocritica, tanto propia, como la de personas de confianza, un FODA. Es decir, un análisis de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, con el fin de lograr el resultado más objetivo posible.

Día a día estamos rodeados de compañeros de trabajo, clientes, proveedores, familiares, etc que nos pueden dar sus retroalimentaciones, analizarlas y sacar conclusiones.

Es clave potencias las fortalezas propias, ser consciente de las debilidades para trabajarlas; y tener en cuenta el contexto en el que está el mercado, considerando potenciales oportunidades y amenazas.

Ser realista respecto a nuestra situación personal y trazar un curso de acción apropiado. No se trata tanto de descubrir nuestras fortalezas como de definir los objetivos profesionales. Cuanto más detallemos nuestros objetivos, más probabilidades tendremos de alcanzarlos. Escribirlos y/o grabarlos está bien, pero si los compartes y contrastas con personas que te conocen, todavía mejor. Es clave el autoconocimiento y ser siempre uno mismo.

De todas formas, para aumentar la probabilidad de éxito en la búsqueda laboral, debemos ser conscientes de que lo importante no son las competencias que son más importantes para ti, sino las que demanda ahora mismo el mercado laboral.

Por tal razón es muy importante extender tus redes de contacto, estar conectados con el mercado y estar atentos a lo que el mercado desea y necesita.

Quienes están siempre al tanto de lo que desea el mercado son los trabajadores independientes. Hay personas que no saben que necesitan lo que tú haces hasta que lo muestras. El expertise se demuestra compartiendo contenido de valor para los demás, como: blogs, tutoriales, videos, podcasts, etc.

En la búsqueda hay que diferenciar entre canales sociales y profesionales. Todos los canales son válidos para hacer marca y ganar visibilidad: redes profesionales, foros específicos con contenido del sector en el que se mueva el profesional, páginas web de empresas y consultoras de selección, o simplemente agilizar la red de contactos.

Aprender a moverse en las redes sociales es cada vez más importante. Toda crisis es una oportunidad de la que surgen cambios y avances. En mi opinión, uno de los más evidentes e inmediatos será el de la digitalización. Esta experiencia nos hará a todos más digitales, al tiempo que nos permitirá valorar en mayor medida la cercanía y la humanidad de lo presencial. Hacernos más presentes en redes sociales y familiarizarnos con las diversas maneras de comunicación telemática nos hará más reconocibles, más accesibles y empleables

Debemos tener en cuenta que hoy existe una infinidad de contenidos en redes sociales, lives de Instagram, publicaciones y webinars en Linkedin. También hay personas que, impulsadas por el miedo y la ansiedad que ha generado esta destrucción laboral por el Covid 19, comienzan a vender sus habilidades en internet de cualquier manera.

En primer lugar, considerando la alta cantidad de contenido, recomiendo ser lo más creativo e innovador posible, evitando excesos y la saturación de contenidos.

En segundo lugar, en el mundo digital no es uno mismo quien determina cuánto vale y si le tienen que comprar. Serán los demás quienes nos validen y, por tanto, quienes decidan si realmente aportamos un valor o si 'nos compran' o no.

Buscar trabajo es un trabajo y hay que tomárselo como tal.


Ignacio Brain

Autor del artículo

Ignacio Brain | Director en PageGroup

Linkedin

Email

Es responsable de la marca Page Personnel, encabezando las divisiones de Finanzas, Recursos Humanos, Tecnología y Digital, Ventas y Marketing, Ingeniería y Manufactura y Ventas Técnicas.