Un CV meticulosamente elaborado, en ocasiones, puede garantizarte un empleo y siempre aumentará tus posibilidades de llegar a la etapa de entrevista.

Haz que tu CV termine en la bandeja de “aceptados”:

Sé breve; procura un máximo de dos páginas

  1. Evita datos personales superfluos como edad, religión y sexo
  2. No escribas en primera persona; empieza las oraciones con verbos
  3. Indica carrera profesional en orden cronológico inverso y explica los periodos de inactividad laboral (lo más reciente debe figurar primero)
  4. Enumera tus logros y responsabilidades y detalla más tus funciones recientes
  5. Enumera las instituciones educativas y calificaciones en orden cronológico inverso
  6. Incluye tus conocimientos de informática e idiomas, y demás formación que consideres pertinente
  7. Sé breve en el apartado de pasatiempos e intereses
  8. Incluye referencias sólo si se solicitan
  9. Comprueba que no haya erratas y pídele a otra persona que lo lea