Muchas veces estamos tan metidos en el proceso de búsqueda de una oportunidad laboral que, a la hora de llegar a la etapa final en la que recibimos la "carta oferta", ¡no sabemos qué aspectos debemos evaluar o cómo tomar la decisión!

Aquí te dejamos una serie de consejos que esperamos sean de utilidad tanto al momento de analizar la oferta como antes y durante la búsqueda de un nuevo reto.

1. Conoce la cultura de la empresa

¡Es muy importante saber si te identificas con la misma! Si durante el proceso de selección no te han transmitido como es, pregúntalo explícitamente: ¿es horizontal, vertical, formal, innovadora?, etc. Otra recomendación para conocerla es que, si esta cuenta con oficinas en tu ciudad o país, procura visitarlas previamente. Cada vez es más común que las oficinas transmitan la cultura de la organización.

2. Ten identificados tus objetivos y motivaciones y sé transparente

Es importante que no pierdas de vista esto de cara a un nuevo empleo así sea: cambiar de industria o de rol dentro de una industria, pasar a una empresa con cultura distinta, obtener un aumento de remuneración, u otra.  Al ser consciente de tus motivaciones/objetivos podrás decidir en base a estos en lugar de considerar otros componentes que, pueden sonar bien, pero no están alineados a tus planes. Es importante que en este aspecto seas muy transparente tanto con la empresa que te está reclutando como con tu actual empleador.

3. No pierdas de vista el mediano y largo plazo 

Al revisar la carta oferta puede sonar muy atractivo el visualizar un incremento salarial a corto plazo, pero ¿qué oportunidades ofrecen a mediano y largo? ¿estas son realistas considerando el mercado en el que está la empresa? ¿se alinean con tus objetivos profesionales y personales? Estas son algunas preguntas que podrían ayudarte a evaluar si la decisión de un cambio es buena no solo para el momento actual, sino para el futuro.

4. Cuidado con las contraofertas

Esto va vinculado al punto 2 y es que, el tener tus motivaciones y objetivos claros, te ayudará a ver más allá de los beneficios que te puedan ofrecer en un corto plazo para poder retenerte. Podrás hacer un análisis más integral sobre si en ese momento te conviene permanecer en el lugar en el que estás o si la mejor opción es tomar un nuevo desafío.

5. Conoce los resultados de la empresa y su posición en el mercado

¿Qué podría implicar esto? Tener noción del volumen de facturación de la empresa, el share que tiene en el mercado, el objetivo de ventas que vas a tener y los incrementos en ventas que se espera que tengas en 1 año. Con estos datos puedes saber qué tan significativo va a ser tu trabajo de cara a resultados de la empresa, qué crecimiento se espera de ti a futuro ¡y si es posible conseguirlo!

6. Conoce cómo se calculan las comisiones/bonos

Si es una posición comercial y hay comisiones de por medio, conocer cómo se estructuran evitará sorpresas más adelante. Algunas preguntas que puedes hacer: ¿las comisiones son sobre factura emitida o sobre factura pagada? ¿qué % de las ventas te corresponde? ¿la frecuencia en la que las pagan son mensuales, trimestrales, anuales? ¿dependen únicamente de tu resultado o impacta el de todo el equipo?. 

7. Conoce el tipo de contrato

Evalúa la periodicidad del contrato para ver si encaja en tus planes o cumple tus expectativas. El tipo de contrato va a depender de la cultura, el rol y el nivel de confianza del puesto. En algunas ocasiones pueden iniciar con contratos de un plazo fijo o determinado y, conforme avanzas y vas desarrollándote y alcanzando resultados en la empresa, puedes pasar a un plazo indeterminado.

8. Conoce componentes adicionales al paquete remunerativo

Muy aparte del sueldo, es importante conocer si el puesto incluye adicionales como EPS, seguro oncológico, seguro de vida, o algunos beneficios como estacionamiento, vales de almuerzo, internet para trabajar desde casa, capacitaciones, viajes, etc. Esta información puede ser clave a la hora de tomar una decisión respecto a qué oportunidad elegir. 

9. Si buscas crecimiento, ¡no te dejes llevar por el tamaño de la empresa!

En la actualidad, no solo las empresas grandes están en la capacidad de ofrecer oportunidades laborales y/o crecimiento. Si bien muchas organizaciones ya consolidadas tienen una línea de carrera establecida y permiten el crecimiento de sus colaboradores, hay pequeñas o medianas empresas que ingresan al mercado con muy buenas estrategias y pueden permitir un crecimiento más acelerado que el del promedio. ¡Es cuestión de tener en consideración el punto 5!

Summary

Aquí encontrarás algunos tips para conocer si estás por aceptar la oportunidad que estás buscando ¡o si es mejor seguir buscando!

Join over 80,000 readers!
Receive free advice to help give you a competitive edge in your career.